Sancionadas dos cl铆nicas dentales por falta de veracidad informativa

Dos cl铆nicas dentales han sido sancionadas por la Direcci贸n General de Consumo de la Comunidad de Madrid, debido a infracciones graves en materia de publicidad tras la interposici贸n de denuncias por parte del Colegio Oficial de Odont贸logos y Estomat贸logos de la I Regi贸n (COEM).

Estas denuncias son una muestra fehaciente de la actividad de control y denuncia de la publicidad irregular que el COEM lleva a cabo desde hace varios a帽os. Las irregularidades detectadas en determinada publicidad realizada en el sector es un fen贸meno reconocido en multitud de resoluciones de 贸rganos de muy diversa naturaleza, como son Autocontrol de la Publicidad, la Direcci贸n General de Consumo de la Comunidad de Madrid o la Direcci贸n General de Ordenaci贸n e Inspecci贸n de la Comunidad de Madrid.


鈥淎 pesar de la complejidad del tema, la perseguida y denunciada publicidad enga帽osa no ha cesado, ni siquiera se ha reducido. No se trata de un fen贸meno que carezca de relevancia, puesto que la publicidad irregular est谩 en la base de alguno de los 煤ltimos 鈥渆sc谩ndalos dentales鈥, sostiene Antonio Montero, presidente del COEM.


En el caso de la cadena de cl铆nicas dentales Freshdent se ha impuesto una sanci贸n por incumplimiento del deber de veracidad informativa y publicitaria y por incumplimiento de normas reguladoras en materia de precios. Por otro lado, se ha sancionado a la Cl铆nica Conde Duque de Madrid por publicidad enga帽osa.


Por esta raz贸n, es fundamental que el paciente sepa identificar una serie de caracter铆sticas imprescindibles para recibir una atenci贸n bucodental de calidad. El Colegio Oficial de Odont贸logos y Estomat贸logos de la I Regi贸n (COEM), es una de los principales organismos de la lucha por la necesidad de establecer un marco regulador de la publicidad sanitaria que garantice la seguridad del paciente.


鈥淓stamos convencidos del papel fundamental de la Odontolog铆a como una ciencia m茅dica, tan importante como cualquier otra. En los 煤ltimos a帽os esto parece haberse olvidado, probablemente por la mercantilizaci贸n que est谩 sufriendo parte de nuestro sector, que hace que el paciente vea la salud m谩s como un bien de consumo, sujeto a ofertas y descuentos, que como un valor鈥 afirma Antonio Montero.